miércoles, 23 de octubre de 2019

Blusa nueva

Pues, he vuelto a coser otra prenda de la revista patrones mujer. Esta vez tenía una tela que había pensado justo para algo así, así que al ver la blusa negra con volantes de la revista, no pude resistirme a probarla.
 
La primera iba a ser una prueba, porque no sabía cómo podía quedarme, así que, usé la tela que tenía guardada, porque la había comprado en un mercadillo y no iba a ser muy grande la pérdida, y en caso de que me quedase bien, ya podría usarla (suelo hacer mucho esto a no ser que tenga algún resto de tela que no me sirva para otra cosa). No lo hice los volantes, por si acaso, y creo que fue todo un acierto.
 
Tengo que reconocer que no me queda todo lo bien que me gustaría, aunque ya me la he puesto mucho, porque sino, al final, siempre acabo con el mismo tipo de prenda, así que de vez en cuando no viene mal cambiar.
 




 El cuello no me quedó bien de todo, pero es que después es descoserlo tres veces, creí que iba a romper la tela así que al final me di por vencida, creo que lo vuelvo a intentar para la siguiente.
 
La tela tiene una caída estupenda, pero aún así, no me favorecen demasiado las prendas con la cintura tan alta, así que creo que la siguiente blusa, le bajaré unos cm la línea de corte.
 
Es una prenda que aconsejo coser a principiantes, es muy fácil y rápida, y como veis, se puede coser con o sin volantes.
 
 
Estoy preparando más, que en un mes me voy de vacaciones al "verano" y me han aconsejado llevar prendas fresquitas, así que... una que es muy obediente... jajajaja
 
Me voy a Mimi del Club de las malas costureras que siguen de aniversario.
 
Espero que os haya gustado. Un bikiño enorme

miércoles, 9 de octubre de 2019

Voy de boda

La última boda del 2019! Que me gusta el cachondeo. Pero es que esta vez se casaba mi mejor amigo y no me lo podía perder. Una boda muy bonita en un sitio espectacular.
Cuando compré la primera revista para mujeres de Patronesmujer me encantó el vestido asimétrico, y sabía que lo iba a hacer, lo que no sabía era cuando.
 
Tengo una buena cantidad de telas, así que no me hizo falta ir a comprar una tela. Busqué en mi alijo a ver si tenía alguna que podría adaptarse. Esta tela la compré hace un par de años cuando fui a Sevilla a la master class que dio Liesl con su libro "Diseño y Confección de vestidos de niñas". Iba a Sevilla, tenía que quedar con mi sevillana favorita, María del blog A ratitos perdidos y después de comer juntas nos fuimos de tour por algunas tiendas de telas (que raro no? ) y en cuanto vi esta tela me enamoré de ella y de su precio porque además estaba rebajada. Al final me traje un par de metros (no me cogía nada más en la maleta)
 




Siempre había cosido patrones infantiles de esta marca, así que, antes de este vestido me tocó hacer una prueba, pero tengo que decir, que es como los patrones infantiles, no fallan. Me encantó el resultado.
 
Es un patrón sencillo, lo cosí tal cual el patrón, lo único que hice fue alargarlo (se nota no?), es que no hizo falta hacerle nada. Sólo tiene forro en la parte superior, justo hasta la raja de la falda (como dice la canción de estopa).  Es muy cómodo, y da gusto coser piezas que no tienes que andar haciendo miles de retoques.
 
Este vestido aún está tal cual lo cosí, porque tengo la esperanza de poder lucirlo de nuevo en algún evento, pero si no es así, la idea es cortarlo y usarlo mucho, porque me encanta como me queda.
 
 
 
Me voy al Club de las malas costureras a Mimi, que están de aniversario y hay sorpresitas.
 
Espero que os haya gustado. Un bikiño enorme

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Eran 3

 Eran 3 las fresitas en una boda jajajajaja y para muestra un botón!

 Ya os dije en la entrada anterior, que había comprado tela suficiente para hacer modelito para las tres conjuntadas... y lo mejor es que aún me ha sobrado un poco... No tengo remedio, lo sé!

En teoría el vestido es sencillo, modelo con costadillos en la parte superior y una falda asimétrica, pero claro... Después viene el "y si...?" "y si le bajo un poco la cintura?" "y si pongo la parte de los hombros sólo con el tul?" y claro... no veais en qué lío me metí yo sola.
 
 hace años de la revista Ottobre y que me gustaba mucho el corte que tenía, una vez probado y visto que me servía "genial, ya tengo el patrón sacado y todo" lo malo fue querer ponerle la cintura baja. Se supone que los pliegues van en el centro y los cortes de los costadillos del vestido, así que al bajarle la cintura y ponerle el corte casi en la cadera, todo cambió y el patrón de la falda lo tuve que hacer yo de nuevo. Después de varios intentos y varias pruebas, saqué el patrón y empecé a coser, pero ahí vino el siguiente problema. Yo quería un vestido forrado, pero al llevar la parte superior con tul, era (o a mi me resultó) más complicado porque además no quería hacerle cortes al tul para que no se notasen las costuras... El caso es que al final corté la tela de lino y forro y las uní a "pla" (Momita lo explica genial en su blog) y después le puse en tul, haciendo pruebas y cogiendo de aquí y de allá, para que se adaptase al cuerpo.
 
Le puse un poco de escote en la espalda, una cremallera lateral y listo el vestido de boda.
 

 
Me gustó mucho el resultado. Después de la boda, le corté la cola por detrás y me lo he puesto un par de veces este verano, así que estoy muy contenta con mi vestido de fresita.
 
 
Espero que os haya gustado. Un bikiño enorme

martes, 3 de septiembre de 2019

Fresitas

jajajaja esto es lo primero que nos llamaron a las 3 cuando nos vieron en la boda.
 
 
Son muy rosas los vestidos o qué? jajajaja pues a mi me gusta. Fue un lino rosa que vi en un mercadillo, de esos que tienen mezcla de algodón y no se arrugan tanto. Me gustó mucho el color cuando lo vi, y enseguida compré con idea de coser algo para las tres, y si podía ser, cogí varios metros, porque el precio era irrisorio y siempre me podía servir para muchas cosas... Una que es previsora, oye!
 
Bueno, vamos al lío, que me enrollo.
 
El vestido de Ángela, es un Julie Dress de Cosotela, Tenía unas ganas enormes de volver a coser este modelo, así que este lo tuve muy claro desde el principio.
 

Al vestido le puse tul de florecitas en la parte superior y en la parte de abajo del vestido. En la parte superior, lo fruncí  a la mitad y le puse una tira de picunela finita para que no se viera la costura tal cual. Y en la parte de abajo del vestido, una tira un poco más ancha de tul, fruncida por un extremo y unida al vestido con picunela también. El vestido sólo tiene forro en la parte superior. Creo que con la tela y el tul, ya tenía bastante vuelo, como para ponerle más con el forro, además creo que para veranito es más fresco así.



 
 Con el vestido de Uxía dudé más. No quería hacerle el mismo que a la hermana para que no fuesen exactamente iguales, pero ella quería un vestido con vuelo, y este verano ya le había cosido otro con la cintura baja, así que mi intención era cambiar el modelo. Al final lo que hice, fue coserle el último vestido que le había cosido a la hermana, porque a ella le gustó mucho, así que, volví a  la revista Nº 4 de Patrones mujer para sacar el patrón del vestido ibicenco de nuevo, pero esta vez en una talla diferente.
 
 
En este vestido, le he puesto los volantes superiores de tul, y el de la parte de abajo, totalmente igual que el de la hermana. La única modificación fue el escote de la espalda, que lo quería escotado como el de la hermana, así que... dicho y hecho. Lo mejor de todo fue que cuando se lo probó, lo primero que dijo fue "me encanta, es como yo lo quería".
 

 
 Que bien se lo pasaron y cuantas vueltas dieron, ellas y los vestidos jajajajaja. Como volaron esos vestidos, y el de la peque encima, se daba la vuelta cada vez que ella hacía la volvereta… En fin, que la gente flipaba cuando las veía tiradas por el suelo con los vestidos, y yo toda contenta con todo lo que los disfrutaron, para que luego digan que las niñas no pueden disfrutar cuando llevan vestidos con vuelo.
 


 
Venga, unas últimas fotitos del final de la noche. Una foto vale más que mil palabras y para muestra un botón.
 



 
Vuelven a ir conjuntadas de nuevo jajajaja y esta vez también iba yo (para qué variar?) pero os lo enseño en la próxima entrada.
 
Espero que os haya gustado. Me voy a Mimi Kids Septiembre del Club de las Malas Costureras.
 
Un bikiño enorme.


miércoles, 7 de agosto de 2019

Top Louise

Que ganitas le tenía a este patrón. Lo compré el verano pasado y no llegué a coserlo, así que, una vez que lo cogí, lo hice por partida doble.
 

 
Es el Top Louise de Repulique du Chiffon y lo había visto en un montón de versiones en Ig. El primero(el de la tela blanca) está tal cual indica el patrón, pero después cosí el segundo (el del plumeti azul) con un par de modificaciones porque cambié un poco las asitas por detrás para que no se cayesen tanto, y las hice un pelín más gruesas




La verdad es que este verano en Galicia no estamos teniendo un verano de mucho calor, pero me los he puesto mucho, aunque en varias ocasiones, con una Rebequita encima, pero es muy cómodo, y me gusta mucho el detalle de la parte superior.

El popelin blanco de letras es de un mercadillo, y el plumeti es de Ratucos.


Y como no podía ser de otra manera, a juego con mis pinsesas, para no variar jajajaja. Sus vestido os los enseñé en la entrada anterior del blog, por si os apetece cotillear un poco.

Espero que os haya gustado. Me voy a Mimi del Club de las malas costureras.
 
Un bikiño enorme

martes, 16 de julio de 2019

Verano veranito

Ya llegó el verano no? bueno... o eso dicen, porque aquí en Galicia, creo que podemos contar con los dedos de la mano los días de calor (sin tener que poner chaqueta o incluso abrigo).
 
Un día de mercadillo me encontré con una tela muy chula de letras que me encantó y enseguida pensé que me vendría genial para unos vestiditos de verano. Es de algodón, tipo popelin, pero un poquito más gruesa, me gustó un montón su tacto, así que... cogí unos cuantos metros (que raro en mi, verdad? ) pensando en algo para las tres (en serio?? muy raro también! ). A los pocos días fui a Ratucos en busca de una tela para combinar, y un plumeti azulón con motas blancas fue el elegido.
 

El de Uxía, es un vestido con patrón propio, de uno que vi una vez y me gustó. Evidentemente la parte más llamativa es la espalda. Un vestido trapecio, liso por delante y con un simple volante, y al darse la vuelta llama mucho la atención. La parte de atrás lleva un triángulo en la parte central inferior (en el culete vamos) con un volante rodeando dicho triángulo. El vestido va completamente forrado porque la tela es muy clarita y no quería que se fuese transparentando nada.

 La dueña, por suerte, está encantada con su vestido pero lo primero que dijo fue que no tenía vuelo como el de la hermana (que obsesión con el vuelo y con dar vueltas con los vestidos)
 
El vestido de Ángela, es un vestido de la revista de Patronesmujer Nº 4 llamado Vestido Ibicenco.
 
Hace tiempo que le tenía ganas a este vestido, pero hasta ahora no le había llegado la oportunidad. Es muy veraniego, con unos volantes que van desde el delantero hasta la espalda contrastando con la tela principal. También lleva una tira de la tela a contraste en la parte de abajo de la falda.


 Este vestido sólo va forrado en la parte superior, porque no quería ponerle más vuelo, pero tengo que tener cuidado con el color de las braguitas, porque se pueden transparentar.
 
La dueña se puso a dar vueltas como una loca en cuanto se lo puse, y no veáis la de volteretas laterales que ha llegado a hacer con el vestido. Creo que al final voy a tener que ponerle pantalones cortos por debajo a los vestidos en vez de forro.
 

 
Me encantan que vayan conjuntada, y creo que este verano estoy batiendo todos los récords. Ya irés viendo por qué lo digo jejejeje.
 
Espero que os gusten porque a ellas si y creo que este verano van a ponérselos mucho.
 
 
Un bikiño enorme.