miércoles, 14 de noviembre de 2018

Top Rumer

 
Allá  por el mes de abril cosí el primer top rumer de La maison Victor pero por varios motivos no he conseguido publicarlo hasta ahora y con tanto tiempo desde el primero, me ha dado tiempo a hacer más, así que al final me he cosido tres.
La primera es una tela de Traetela y me encanta. La tenía guardada como oro en paño, y cuando vi el patrón y me puse a mirar en mi alijo de telas, enseguida se me fueron los ojos a esta tela y me pareció perfecta.
 
Sólo hice un par de modificaciones básicas. Le suprimí la cremallera (me parecen muy incómodas las cremalleras en la espalda) y le abrí un poco el cuello para poder meterlo por la cabeza. No modifiqué el largo y debería haberlo echo, porque en cuanto me muevo un poco se me sube más de la cuenta y a veces es un poco incómodo, pero me gusta tanto, que me la he puesto un montón.
 


 
El segundo fue modificando el largo y estoy muy contenta con el cambio. Es una tela comprada en el mercadillo, la compré pensando una camisa, pero creo que tengo bastante para el top y para la camisa. Este resultado me gusta más si cabe que el anterior, me parece muy cómodo.
 
 Y el último con un par de modificaciones. El patrón es el mismo, sólo quité el vuelo de las mangas y le puse una puntilla en el bajo.


 La tela la tenía en casa desde hace mucho tiempo también fue comprada en un mercadillo. Y hace como cosa de un mes, volví a otro mercadillo y vi esta puntilla que me enamoró nada más verla, pero la verdad es que sólo compré un par de metros, porque no sabía ni cómo ni dónde iba a ponerla.
 
Creo que el resultado es espectacular, me gusta mucho el toque que le da, y como queda más larga, me parece ideal para poner con leggins, que es con la que me lo he puesto varias veces últimamente.
 


 La revista la compré en Coser cosas, porque Wendy hizo la review de la revista y me encantó. Estoy muy contenta con el resultado de los tres.

Me voy a mimi, el Club de las malas costureras.

Espero que os hayan gustado. Un bikiño enorme

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Pasley print Again

Esta fue la prueba que me hice para mi, antes de hacer el vestido de boda amarillo y lo bueno es que ahora este vestido me sirve para poner a diario, y creedme que lo uso mucho.

Además os enseño la prueba que le hice a mi madre también con este modelo. 



 

Es un modelo sencillo. Es justo lo que buscábamos desde el principio. Primero para mi madre, para hacer su vestido de boda  y después como a mi me gustó tanto, quise probarlo también.

 

El de mi madre es una loneta en tonos azules que le gustó mucho al verla y no tiene forro ni nada, en el cuello le puse un bies en azul también. El mío es un piqué blanco, pero si que lo forré porque me daba miedo que se transparentase todo al ponerlo, y tengo que reconocer que fue todo un acierto, porque ahora  con estos  cambios de temperatura, es fantástico.


 
  
Es un modelo de la revista Ottobre 5/2015, es el Pasley Print y es súper fácil de hacer y muy cómodo para vestir, además con bolsillos, que ya son imprescindibles en mis vestidos y me encanta!!

Creo que, según la tela que utilices, es un básico de esos que todas debemos tener en el armario y además apto para las más principiantes, porque yo no le puse ni cremallera, con lo cual, no puede ser más sencillo de coser.
  
La tela es un piqué blanco con un pelín de elastán que compré en Telpes en la #quedadacostureraenvigo de hace dos años, y por fin la utilicé para este vestido.

Me voy a mimi del club de las malas costureras y enlazo con el Blog de fans de Ottobre

Espero que os haya gustado. Un bikiño enorme