miércoles, 5 de septiembre de 2018

Mi primera boda del año

Allá por el mes de abril, tuve la primera boda del año, aunque no he querido enseñarlo porque lo he vuelto a utilizar en otra boda en julio, aunque lo modifiqué para que fuese más cómodo.
 
Me apetecía coserme un vestido largo. Era una boda de tarde y además iba sin niñas, así que la ocasión lo merecía.
 
Después de coser el de mi madre (os lo enseñé en otro post) me gustó mucho como quedaba, así que saqué el mismo patrón (os enseño la prueba que hice en otro post porque me lo he puesto mucho) y lo hice en un piqué blanco que compré en la #quedadacostureraenvigo del año pasado. Pensé que si tenía suerte y me quedaba bien, iba a tener dos vestidos por el precio de uno.
 
Necesitaba una tela que tuviese caída y que no transparentase y vi en Tráetela el Crepé con elastán tipo neopreno, tenía que ser ideal, porque además enseñó algún vestido que se podía hacer con la tela y me encantó. Pues no me equivocaba, es realmente estupendo, el tacto, la caída, no transparenta...


Creo que salta a la vista que lo hice asimétrico no? Lo que hice fue cortar por lo sano porque el vestido original era normal (os lo enseño en el siguiente post), y lo primero fue ponerle ligueta para que no se desbocase el escote. Después corté dos círculos y los añadí, uniéndolos en el hombro y la sisa.

Reconozco que no es mi color más favorecedor y menos estando blanquita como estaba en abril, pero es que la tela me encantó en cuanto la toqué.
 
El vestido es muy cómodo y me daba pena dejarlo en el armario, así que en Julio tuve otra boda y lo que hice fue cortarlo y ponerle un volante en el bajo para poder reutilizarlo. Para hacer el volante del bajo utilicé la parte que corté del vestido.


 
 Lo puse en la boda pero me lo pondré más veces porque me gusta mucho y es muy cómodo, además la tela es súper gustosa y fresquita, porque además (creo que ya lo he dicho antes) no lleva forro ni nada.
 
Espero que os haya gustado y os sirva de inspiración. Me voy a Mimi, el club de las malas costureras.
 
Un bikiño

3 comentarios:

  1. Me encanta la versión larga. Creo que te sienta muy bien aunque tu digas que no es el color q más de favorece. A mi me hubiera dado mucha pena cortarlo, pero al menos has tenido dos modelos diferentes. Por cierto, menuda vida social este año!
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Espectacular. Me gustan mucho las dos versiones largo y corto. Qué arte tienes para meter tijera, que si asimétrico, ahora largo, ahora corto, venga volantes. Estás guapísima y te sienta muy bien. A estas alturas del año no nos vemos favorecidas en las fotos de abril, pero eso creo que nos pasa a todas.

    Bicos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que pasada Yoli!! Me he enamorado del vestido largo, me parece chulísimo y super favorecedor, incluso el color me encanta, aunque digas que estás blanquita te veo guapisimma!!
    Y la versión corta también mola, es una pasada la facilidad que tienes para transformar una prenda en otra completamente distinta.
    Besitos!!

    ResponderEliminar