martes, 17 de julio de 2018

Temporada de Eventos

Este año hemos tenido varios eventos de amigos y familiares. Y digo "hemos" porque me refiero a mis padres y a nosotros, y el primer evento de la temporada nos pilló un poco fuera de juego, en cuanto a vestidos de bodas se refiere. Era una boda de tarde pero mi madre quería un vestido sencillo pero que fuese corto y con manga francesa, eso lo tenía muy claro.
 
Compramos la tela en Telpes Vigo antes de Semana Santa, porque ella la vió y le encantó, así que... la cogimos casi sin dudar, y como era de un sólo color, malo sería que no encontrásemos los complementos a juego.
 
Busqué un vestido sencillo entre mis revistas y cogimos el número 10: Pasley print, de la revista Ottobre 5/2015. Después de medir varias veces, cogimos la talla perfecta.


Hice muy pocos cambios. Y después de buscar una tela que combinase con los complementos, no dimos con ella, pero sí con una tela naranja del mismo tono que los zapatos y el bolso, así que se la puse como forro al volante que añadí a la manga para darle un toque diferente al vestido. Creo que fue todo un acierto, porque además se lleva un montón.

 
El volante de la manga lo hice con un círculo, al que añadí unos centímetros más de vuelo en la parte posterior.

 
La dueña quedó encantada, porque según ella, era exactamente lo que buscaba, así que yo ya no añado nada más.

Enlazo con el blog de Fans de Ottobre.
 
Espero que os haya gustado. Un bikiño enorme

miércoles, 27 de junio de 2018

El tercero en discordia

 
Que iba a hacer yo algo sin ir a conjunto con mis 2 pinsesas? pues no, teníamos una comunión y yo quería que fuésemos las tres "iguales pero distintas".
 
Ya os enseñé el vestido musubu de Ángela y el conjunto de blusa y pantalón corto de Uxía, y ahora os muestro lo que cosí para mi.

Como podéis comprobar, es un cojunto muy sencillo, toda la gracia está en las telas y en que voy conjuntada con las niñas.
 
Una Top Sorbetto de Colette Patterns, que ya he cosido en un par de ocasiones, aunque creo que sólo os he enseñado una versión. Lo cosí en el mismo plumeti rosa viejo de Tráetela con el que cosí el lazo del vestido de Ángela. Es un top muy sencillo para hacer y me encanta porque después me lo puedo poner mucho, hasta con unos vaqueros para ir a diario a trabajar.
 La falda tampoco tiene historia. Es una fada base que hice con el tutorial del Baúl de las costureras y lo que hice fue hacerle una pequeña curva en el delantero hacia arriba, y por detrás hice lo contrario, para que quedase con un poco de forma. Y le puse un volante todo alrededor (este verano me ha dado por los volantes, ya veréis...) que son dos círculos, y le hice un cordoncillo. Me gusta mucho este remate, pero es que tengo que reconocer que además es muy cómodo y rápido ahora que le he cogido el truquillo.
 Estoy encantada con mi conjunto. Ya me lo he puesto un par de veces desde la comunión, y uno de estos días fue cuando saqué las fotos, porque el día del estreno no tuve ni tiempo jejejeje.
Os dejo con dos fotos. La que me hice días después y la que nos hicimos el día del estreno.
 
En plena preparación de un día grande, intentaré pasarme la semana que viene con algún modelito cosido por mi, aunque no prometo nada. Y además este viernes tenemos la tercera edición de la kedada costurera en Vigo, y aunque no podré pasarme todo el día, me voy a pasar la tarde con mis compis y pasar un buen rato, que no puedo dejarlas solitas comprando telas por Vigo adelante ajajajajaja
 
Espero que os haya gustado. Me voy a Mimi del club de las malas costureras.
 
Un bikiño enorme.

jueves, 21 de junio de 2018

Vestidos troteros

Mi entrada está en plural, porque para no variar, os traigo dos vestidos, aunque esta vez, ni combinados, ni iguales sino todo lo contrario, totalmente diferentes.
 


Hace un tiempo que María de A ratitos perdidos nos escribió un mail proponiéndonos hacer un "vestido trotero" y según la definición de la RAE: "Dícese de aquel vestido sencillo de verano que sirve para cualquier ocasión"... y yo que este año creo que voy a coser de todo, menos vestidos troteros, pues me apunté sin dudarlo, porque me gusta un "sarao" más que a un niño una piruleta, y si me lo propone María, me tiro a la piscina sin mirar.
 
Compré la última revista Burda Kids y vi el vestido 609, que me pareció perfecto para la definición de "vestido trotero", así que... elegí una tela entre mi alijo (intento reducirlo, pero no sé qué pasa que mi método no es del todo efectivo jajajaja), una tela fresquita para verano y encontré un resto de una tela de Traetela un vestido que le había cosido para Uxía con gomitas
 
 
 
Para Uxía cosí un básico en su armario cada verano, el Ciao Bella de cosotela, que cosí el año pasado, el anterior y hasta hice dos versiones en 2015
 
Esta vez tuve que hacer el patrón ajustando entre varias pruebas que hice, con los patrones de patronesmujer y el libro Vestidos de Niñas de Oliver+S, porque ya no entra en las tallas que vienen como tallas estándar.
 
Estas telas también son de mi alijo de telas (yuhuuuu ya van dos!!) y la tela de mandalas (es como la llama mi hija) la cogí en Telaria ya no sé ni cuánto tiempo hace...
 
 
 
 
El día que hicimos las fotos hacía frío, y aún así, no querían quitarse los vestidos, estoy segura de que son todo un acierto para este verano y que se los pondrán mucho, porque son muy cómodos (dicho por ellas)
 
Os dejo un listado de todas las compañeras que han publicado vestidos troteros, que seguro que son inspiración para muchos vestidos este verano.
 
 
 
 Espero que os hayan gustado los míos y los de mis compañeras. Un bikiño

lunes, 11 de junio de 2018

Blusa y pantalones

Esta vez he cambiado de registro y no he cosido vestido.
 
Tenía ganas de cambiar y hacer algo diferente para Uxía, pero... Le gustan mucho los vestidos, y creo que este pantalón se va a quedar en el armario, porque de momento le gustan más mis vestidos y cuanto más vuelo mejor, así que... creo que no tendré que pensar mucho.

No sabía muy bien qué hacer, porque ya había cosido otra prueba con otra blusa, pero al final no le quedaba bien, bueno... digamos que no le quedaba como yo esperaba, y con esta me tiré directa a la piscina, porque ni siquiera hice prueba, y es que este estilo suele quedar bien la mayoría de las veces, y además no tenía tiempo para andar descosiendo o probando.
 
 
Ya había echado el ojo al conjunto de blusa y bombacho de la revista nº 4 de la revista de Patronesmujer. El bombacho ya lo cosí una vez (aunque nunca llegué a bloguearlo) y le tenía muchas ganas a la blusa, así que, esta era la ocasión perfecta.
 
Me apetecía probar otro tipo de pantalón, para probar cómo le queda a Uxía y llegué a plantearme el reto de la chanelita que lanzó María de A ratitos perdidos, así que tenía puesto el ojo al traje chanel que hay en la misma revista. Al final la chaqueta no me dio tiempo, pero probé el pantalón.
Me gusta mucho el conjunto, y hasta me animé a ponerle cordoncillo, porque vi en el IG de La modista de Atenea, el mismo patrón con un cordoncillo a juego muy chulo, así que... me entró ataque de CVCQ y la copié descaradamente.
 
La camisa la amplié una talla, y creo que le queda perfecta, y el pantalón también lo amplié una talla más, pero ya he hecho un par de modificaciones, porque igual pruebo a hacerle otro, este le baja un poco en la barriguita y le tira un poco de atrás cuando se agacha.
 
A la destinataria le gustan más los vestidos y yo tengo que reconocer que a mi también, pero como ya sabéis, soy de las que prueba cosas nuevas, y no pude evitarlo.
 
Ya os dije en el anterior post que las telas eran de Tráetela, excepto el piqué en rosa viejo, que no recuerdo donde lo compré. La camisa es plumeti, del mismo estampado que el vestido de la hermana, y en el volante, le puse además plumeti rosa viejo por debajo para darle un toque diferente.
Me voy a Menuda Inspiración de La Pantigana.

Espero que os haya gustado. Gracias por leerme. Un bikiño

lunes, 4 de junio de 2018

Musubu

Yo creo que el nombre del patrón de este vestido me viene que ni pintado (aunque en realidad signifique lazada), porque estaba buscando a las musas para inspirarme y poder coser  un vestido para comunión, que fuese arreglado, pero no el típico de siempre, y Mamacosesola sacó este y fue un flechazo, un amor a primera vista, tanto es así, que lo compré al día siguiente y empecé a coserlo dos días después de su lanzamiento.

Esta vez no me fue difícil elegir las telas, porque ya tengo las telas desde hace un par de años y nunca encontraba el proyecto adecuado para ellas, pero esta vez lo tenía, sólo me faltaba el plumeti para poder combinarlo y que no fuese todo igual. Pedí el plumeti en rosa viejo a Tráetela y empecé a coser.

El vestido es más sencillo de lo que parece, cuando vi el patrón creí que no lo conseguiría nunca. Leí las instrucciones y me sonaba todo a chino, así que... fui paso por paso. Corté las piezas tal y como ponía en las instrucciones, excepto el lazo, que lo corté en tela de plumeti a contraste. Con las piezas cortadas, cogí las instrucciones y las fui siguiendo poco a poco, y cuando veía que me iba saliendo todo a la perfección, no me lo podía creer. Hasta la cremallera me salió bien a la primera, y eso que nunca había colocado una cremallera así, con esa técnica, con el pliegue ya cosido... Después de eso, ya estaba casi terminado. Le cosí el bajo a mano con puntada invisible (cosa que hago en contadas ocasiones) y quedó niquelado.

Me chifla el resultado. Le cosí una talla 5 a mi hija de 6 años, pero es que ella es delgadita, y aún así le queda un pelín flojo y tuve que subirle 8 cm al bajo.
 
El patrón Musubu es perfecto (aunque mi hija tuvo una pega, y es que no tenía vuelo jajajaja) y ahora tengo a Uxía pidiéndome uno porque también le encantó e igual me animo, que ahora el rango de tallas de este vestido, es desde los 5 años hasta los 14 (gracias Elisa!!).

Me voy a Menuda Inspiración de la Pantigana
 
Espero que os haya gustado. Un bikiño enorme.